Qué es? Métodos Terapéuticos Actualidad Contactar
Pie Diabético

Ulceraciones de origen vascular

Úlceras diabéticas

Insuficiencia arterial y venosa

Llagas por decúbito y gangrena

Úlceras post-flebíticas

Hepatitis: aguda y crónica

Isquemias cerebrales

Depresión

Enfermedades neuro-degenerativas

Hernias Discales

Procesos de Recuperación post-operatorio o post-infarto

Autoayuda en Tratamietos oncológicos

Infecciones Ginecológicas
Celulitis
Fibromialgia
Patologías Reumáticas
Estimulación metabólica en deportistas
Linfangitis
Fatiga Crónica
Herpes simple y zóster
Hipodermitis induractivas y eczemas


El ozono es resolutivo en hernias discales en las que muchas veces sustituye a la cirugía con éxito


Se ha comprobado su utilidad en:

  • hernias lumbares
  • hernias cervicales
  • hernias y fibrosis
  • enfermos con hernias y canal estenoico
  • enfermos con hernias con litesis de grado 1-2
  • enfermos con hernias emígradas

Método de aplicación de la terapia

El método de aplicación del ozono se realiza primero en una infiltración intradiscal y, posteriormente en infiltraciones paraverterales. Estas infiltraciones se aplican de forma distinta en hernias discales lumbares, cervicales y dorsales. Se realizan cada tres días y durante 18 o 30 días y hasta dos meses en algunos casos. En cuanto a las dosificaciones, éstas también varían en función del tipo de hernia.

En el caso de hernias discales lumbares, es de 10 cm3 durante unas 10 sesiones. En las hernias dorsales, de 8 cm, unas 8 sesiones y en el caso de las hernias cervicales, de 5cm3 entre 6 y 8 sesiones.

En las infiltraciones paravertebrales, se ha observado la reabsorción del ozono por parte del disco de forma que éste recupera su condición normal. En la apófisis trasversa, la infiltración paravertebral, se hace a nivel de la misma o incluso sobre el cuerpo vertebral.

[ subir ]

 

© Ozonoterapia - 2003 - Aviso Legal